10.16.2008

Las Poquianchis

Platicando con mi abuelito (quien vivió en Leon Guanajuato alrededor de 30 y tantos años) me comentó algunos relatos e historias urbanas de dicha cuidad, una de ellas fue la historia de “Las Poquianchis”, la neta cuando acabó de platicarme esa historia, entre mi dije: “No mames abue, de seguro viste una película bien pinche mariguano y pensaste que era la vida real”, el caso es que me quedé intrigado y logué sus apodos, y resulta que todo lo que me contó fue neta, el pedo paso algo así:

El comienzo 

Las Poquianchis eran tres hermanas originarias del ranchote llamado Guadalajara (El Salto de Juanacatlan, Jalisco), se iniciaron como wilas y montaron su primer putero en ese pueblo; fue en aquella época que les pusieron al apodo de “Las Poquianchis”, ¿Por qué? quien sabe!! ps resulta que el negocio empezó a rendir frutos, y las carnalas decidieron abrir otras sucursales, esta vez, en León Guanajuato en los años 50´s.

El atorón

Relatan los documentos oficiales, que cierto día se presentaron dos mujeres (dos putas) todas madreadas y mal-tragadas a la comandancia de la policía judicial, en la ciudad de León, Guanajuato, en donde contaron como eran victimas por parte de sus patronas, ya que eran obligadas a ejercer la prostitución en una casa de citas, después de algún tiempo las autoridades de aquel lugar decidieron girar una orden de aprehensión y fueron hacia el putero aquel, en el mismo, atoraron a dos de las tres hermanas que fungían como madrotas (ya que la tercera hermana logro escapar, auque después ella misma se entrego debido al pedote que se había armado), ese día rescataron varias mujeres que eran obligadas a ejercer el oficio mas antiguo.  


Su veldá

Una vez atoradas Las Poquianchis, las demás wilas contaron a la tira la historia de cómo algunas de sus compañeras eran madreadas y torturadas por las hermanas poquianchis, e incluso narraron como muchas de ellas fueron asesinadas y enterradas dentro del mismo putero, pues según esto, las victimas contaron que nunca las dejaban salir de las casas de citas, y que cuando resultaban embarazadas de tanto camote que les metían, les practicaban abortos y en caso de nacer los niños, eran asesinados y enterrados en el mismo lugar.

Según el relato de las rescatadas, Las Poquianchis también asesinaban a aquellas que “ya no les servían” a quienes sepultaban en el lugar ó en un panteón clandestino ubicado en el poblado de Los Ángeles, en San Francisco del Rincón. Este “trabajo” era realizado por el capitán del Ejército, Hermenegildo Zúñiga Maldonado, conocido como “El Capitán Águila Negra”, quien fue amante de una de las poquianchis y protector de ellas. Al termino de la investigación exhumaron 93 cadáveres (entre putas, clientes, fetos y recién nacidos) de esa propiedad, aunque se dice, que había otros lugares en los que enterraban cuerpos que aun no han sido descubiertos.

Negocio para todos

Según el relato de Las Poquianchis, las técnicas que usaban para instalar un putero primero consistía en hacer amistad, osea, cojerse o regalarle unas cogidas con alguna de sus wilas a las autoridades para estar protegidas, les daban la respectiva mordida y en otras ocasiones se hicieron amantes de funcionarios locales para asegurar que el changarro no fuera clausurado. Ya instaladas, buscaban chamacas de entre 13 y 15 años de edad, para que por medio del choro las condujeran a sus negocios, donde una vez que entraban era prácticamente imposible salir.

Las morras reclutadas eran encerradas, dejadas sin comer y golpeadas, para que accedieran a putear. Algunas de las víctimas narraron que llegaron a las casas de citas desde niñas y pasaron meses o hasta un año encerradas en cuartos para ser “convencidas” de aflojarle a los clientes del lugar. Una vez “convencidas”, las morras eran aleccionadas y educadas en el arte del buen coger, primero les enseñaban cómo vestirse y maquillarse, luego las artimañas de los sentones, el perrito, el columpio, etc. etc. pero siempre eran amenazadas, pues no podían platicar con los clientes o entre ellas y así evitar cualquier intento de fuga.

La amenaza

Siempre que alguna de las putas era descubierta desobedeciendo las órdenes, era madreada por sus compañeras. Las hermanas Poquianchis les decían a las mujeres que ellas tenían los conectes y podrían mandar matarlas a ellas o sus familias si lograban escapar. Cuando algunas de las prostis se enfermaba o ya estaba muy vieja para poder ejercer, las ponían en putiza a hacer el quehacer del cantón, dormían a la intemperie y las dejaban sin comer. En caso de que no murieran de inanición o enfermedad, las golpeaban brutalmente o las apedreaban, una vez muertas, “Las Poquianchis” enterraban a las mujeres en el patio de cualquiera de sus propiedades para no llamar la atención.



La condena

Después de pocos meses (pues ya saben como son las cosas en México, que cuando se arma un desmadre con medios y todo, agilizan el proceso y luego hasta atoran enseguida a los weyes que estallan bombas en festejos nacionales) wereber, las carnalas fueron acusadas de lenocinio, secuestro, homicidio calificado y recibieron la pena máxima de 40 años de cárcel. “Delfina”, conocida como La Poquianchis mayor, murió a los 56 años en la cárcel de Irapuato en 1968. “Maria Luisa” conocida como Eva la piernuda, se murió de cáncer en su celda de la cárcel municipal de Irapuato en Noviembre de 1984. “María de Jesus” la menor y la mas pendeja de las poquianchis, salio libre y falleció en libertad, al chile no hay dato que diga en donde.

El caso fue tan famoso que incluso se realizo una película que lleva el mismo nombre, se han realizado muchos libros (de donde extraje la idea y parte del texto original), además de muchas obras de teatro, en su momento revistas amarillistas cubrieron la nota (de donde también extraje texto), Las Poquianchis están en la lista de principales asesinos seriales de México, además de pertenecer a la lista de asesinos mas peligrosos del FBI en la historia (ja, esa es mamada mía). Foto actual “El Guadalajara de Noche” (en León, Guanajuato), Su putero más famoso.






15 comentarios:

Anónimo dijo...

escribes muy bien pero para que decir tantae palabras mal sonantes

Anónimo dijo...

esas fotografias son de la casa que esta en melchor ocampo en san juan del rio queretaro

Anónimo dijo...

eres un gran pendejo felicidades de donde eres indio

eL jErRy dijo...

Un gran pendejo???

Ese es tu argumento?, asi de simple?

Pues si asi de simples vamos a estar!! CHINGUE USTE A SU MADRE!!!

JAJAJA

Seguramente eres descendencia de la poquianchis o alguna de sus putas!! verdad?

Anónimo dijo...

Esas fotos son de la casa de San Juan del Rio

Anónimo dijo...

escribes poca madre la neta te admiro jaja
la neta sas pues ay de rato sale bye
AGREGAME A TU MSN OK

TODO BIEN

katyacone66j@hotmail.com.com

Anónimo dijo...

TODO ESTA MUY BIEN PERO LAS FOTOS NO SON DE LEON SON DE LA CASA DE SAN JUAN DEL RIO QUERETARO Y SI QUIERES MAS YO TE LAS PUEDO MANDAR PARA QUE ACOMPLETES TU HSTORIA TENGO FOTOS DE TODA LA CAA INCLUSO DEL SOTANO

Anónimo dijo...

ME HA GUSTADO MUCHO TU FORMA DE ESCRIBIR, MUY PRESISA MUY CERTERA Y DIRECTA, ADEMAS EL HECHO DE QUE USES PALABROTAS HACE QUE TU ESCRITO SE ESCUCHE COMO UNA PLATICA COMUN ENTRE AMIGOS QUE RESULTA INEVITABLE LEERLO TODO

MY BUENA INFORMACION

EXCELENTE BLOG
erasmovillarreal@hotmail.com

Anónimo dijo...

QUE MANERA TAN VULGAR DE ESCRIBIR Y QUE MANERA TAN ESTUPIDA DE PERDER EL TIEMPO, DE POR SI QUE EN ESTE PAIS NADIE LEE Y MENOS PORQUERIAS COMO ESTO QUE ESCRIBES.

Anónimo dijo...

CHINGONA TU HISTORIA GUEY.......

Anónimo dijo...

ME GUSTO COMO DESCRIBIO LA HISTORIA AUNQUE ME HUBIERA GUSTADO MAS SABER QUE PASO CON ELLAS Y CON LA K SI OGRO SALIR Y SE CASO CON OTRO DELINCUENTE COMO ELLA,,,SI TUBO HIJOS Y DESCENDENCIA AHAHHAHA Y SI TUBIERON QUE VERGUENZA SER HIJOS O FAMILIARES DE ESAS TRES ZORRAS HAH Y POR LO DE LAS GROSERIAS QUE ESCRIBIO EL CHICO....NO HAY QUE ASUSTARSE DIGO PARECIA QUE ME LO PLATICABA EL EN PERSONA AASI LO SENTI,,,,CIAO!

Anónimo dijo...

por gente como esta siempre nos catlalogan de ignorantes amigo mejor ponte a estudiar

Anónimo dijo...

Alguien sabe la direccion actual de la casa de las poquianchis en Leon?

Anónimo dijo...

Las fotos que tienes no son de Guadalajara... son de la casa de Las Poquianchis en San Juan del Rio Queretaro..!!

Anónimo dijo...

Me encanTo tu historia mi familia es d San Francisco una amiga d mi abuelita fue secuestrada x seas vieja